Friday, June 10, 2016

"La Reina": una polka-mazurka para piano




Fructuoso José Morelli nació en Madrid el 21 de enero de 1843, en la calle de San Vicente Ferrer, actual barrio de Malasaña.

En junio de 1863, con 20 años, ganó un segundo premio como interprete de trompa en los concursos convocados por el Conservatorio  Nacional de Música y Declamación de Madrid.

En marzo del año siguiente participó en la primera interpretación pública de una obra de Wagner en España: la Marcha de la ópera Tannhäuser (Acto II, escena IV. Freudig begrüßen wir die edle Halle). Fue como integrante de una orquesta formada por músicos procedentes del Teatro Real, el Teatro de la Zarzuela y el Real Conservatorio y dirigida por el propio Francisco Asenjo Barbieri dentro de una serie de conciertos organizados por la Sociedad de Socorros Mutuos. La histórica representación tuvo lugar  en el salón grande del Conservatorio de Música y Declamación de Madrid en el Teatro Real.

Dos años más tarde, en 1866, cuando el maestro Barbieri funda con Federico Chueca y Joaquín Gaztambide la Sociedad de Conciertos, precursora de la Orquesta Sinfónica de Madrid, le invita a participar en el proyecto.

En el año 1878, Fructuoso J. Morelli aparece como profesor Músico del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos. Este cuerpo, el más antiguo del ejercito español, había sido reorganizado en febrero de 1875 con motivo de la Restauración Borbónica, tras su supresión en 1868 durante la Primera República. Según Real Orden de 22 de febrero de 1875, el Cuerpo debía contar entre sus oficiales con 21 músicos, entre los cuales se encontraba Morelli.

Recientemente, en abril de 2016, descubrí una partitura suya de ese período que se conserva en la Real Biblioteca del Palacio de Oriente de Madrid. Es una pieza de música ligera, evocadora del Madrid tardo romántico, que su autor denominó La Reina: polka-mazurca: para piano y que el pianista Laurentino Gómez acaba de devolver a la vida después de más de 130 años.






1 comment:

  1. Fina eta dotorea, aurkikuntza edarra, merezi izan du berpizteak 130 urte pasa ondoren!

    ReplyDelete