Friday, January 13, 2017

El doctor José Verdes Montenegro y Páramo

Una búsqueda en Wikipedia da como resultado cuatro personajes destacados que llevaron el apellido Verdes Montenegro: Fernando Verdes Montenegro y Castro, ministro de Hacienda de Felipe V; Eduardo Verdes Montenegro, general del Cuerpo de Artillería y descendiente del anterior; José Verdes Montenegro y Montoro, profesor de filosofía en diversos institutos, escritor y militante del PSOE en tiempos de la Guerra Civil; y el Dr. José Verdes Montenegro y Páramo, destacado médico tisiólogo, miembro de la Academia de Medicina y de quien algunos autores han afirmado era primo hermano del anterior (1).

El Dr. Verdes Montenegro. Fuente: Real Academia Nacional de Medicina

De Fernando Verdes Montenegro, perteneciente a una familia de hidalgos de San Juan de Sistallo, Lugo, cuyos miembros ocuparon puestos importantes en la administración borbónica tras la Guerra de Sucesión, ya he hablado en otros artículos de este blog. Del General Eduardo Verdes Montenegro, que vivió en la segunda mitad del siglo XIX y fue poseedor de una mente dotada para la invención, me gustaría escribir más adelante. Pero en esta ocasión me interesa dirigir mi atención a otro de los personajes mencionados: al eminente doctor José Verdes Montenegro y Páramo.

Un resumen de su trayectoria profesional

Su biografía es bastante conocida o, al menos, ha sido ampliamente publicada. Valentín Matilla en su obra 202 biografías académicas (Real Academia Nacional de Medicina, Madrid, 1987, pp. 220-221) cuenta que nació en Valencia el 5 de septiembre de 1866, que se doctoró en medicina en Madrid en el año 1892 y que, tras una impresionante carrera como investigador y adalid de la lucha contra la tuberculosis, ingresó en la Real Academia Nacional de Medicina durante una solemne sesión que tuvo lugar el 3 de febrero de 1935. Falleció no muchos años después, el 29 de abril de 1942.

Fuente: Real Academia Nacional de Medicina

Su trayectoria profesional y vital es la de unos de esos personajes no demasiado frecuentes en la historia de España que dejan tras de sí un reguero de buenas obras y que contribuyen a construir una mejor sociedad. Un testimonio evocador de eso lo podemos ver en una foto de 1921 publicada en la portada del diario ABC, donde aparece junto a la reina Victoria Eugenia durante una visita que ésta realizó al sanatorio popular antituberculoso de Húmera (Madrid), el primero de su tipo, que el doctor Verdes Montenegro contribuyó a fundar en 1916 y del cual fue su primer director.



Aunque sin duda resulta fascinante la enorme dimensión altruista y científica del personaje, aquí quiero abordar un ángulo distinto de su biografía, que es el genealógico. Durante mucho tiempo me había preguntado si el Dr. Verdes Montenegro y Páramo estaría emparentado con los Verdes Montenegro de Sistallo, Lugo, de los que desciendo, y si en realidad era primo del otro José Verdes Montenegro, contemporáneo suyo, del socialista. Y tras algunos meses de intenso trabajo de investigación, he obtenido respuestas.

Datos biográficos iniciales

El Dr. Verdes Montenegro nació efectivamente en Valencia el 5 de febrero de 1866 donde su padre, funcionario de Correos, estuvo destinado durante un corto período (2). Fue bautizado unos días después, el 8 de febrero, en la iglesia parroquial de San Martín con los nombres de José Juan María Manuel Anselmo. La prueba documental de este hecho ha sido difícil de obtener porque los libros sacramentales de casi todas las parroquias de Valencia se perdieron durante la quema de iglesias en la Guerra Civil y el Registro Civil no empezó a funcionar de manera efectiva hasta unos años después. Pero, finalmente, fue posible localizar una copia literal de su partida de bautismo en su expediente matrimonial con Doña Rosario Rodero Gregory, con la que contrajo matrimonio en la iglesia de San Ildefonso de Madrid, el 14 de abril de 1902.

Según consta en esa partida de bautismo, el Dr. Verdes Montenegro fue hijo de Don José Verdes Montenegro y de Mateo, natural de Madrid, y de Doña Petra Páramo, de Sepúlveda, Segovia, que era unos veinte años menor que su marido. Don José tuvo un hermano, Francisco Javier, casado con Doña Ernestina Montoro Gálvez, padres a su vez de José Verdes Montenegro y Montoro, nacido tan sólo un año antes que el Dr. Verdes Montenegro, concretamente el 30 de marzo de 1865, y bautizado el 2 de abril en la iglesia parroquial de San José de Madrid con los nombres de José Nicolás Enrique Juan, según consta en su partida de bautismo. El Dr. Verdes Montenegro y José Verdes Montenegro y Montoro fueron, por tanto, fuera de toda duda, primos hermanos.

El Capitán Verdes Montenegro y de la Vega y su estirpe militar

El prólogo anterior nos mete de lleno en la genealogía del Dr. Verdes Montenegro a través de un personaje importante en este relato, su abuelo el Capitan de Infantería José Rafael Verdes Montenegro y de la Vega, padre de los hermanos José y Francisco Javier Verdes Montenegro y de Mateo. El Capitán nació en Béjar hacia 1781 cuando su padre, el licenciado en Derecho y abogado de los Reales Consejos, Joseph Verdes Montenegro, ejercía como Alcalde Mayor de la villa. Estudió derecho como su padre y, al parecer, pretendía seguir una carrera literaria, pero, con motivo de la guerra que se libraba en la península contra las tropas napoleónicas, se unió en septiembre de 1808 al Regimiento de Infantería de Trujillo para pelear en el bando aliado. Participó en la batalla de Talavera de la Reina en julio de 1809 a los mandos del General Gregorio de la Cuesta, y unos años después, siendo Teniente de Infantería, solicitó el retiro, que le fue concedido en julio de 1818 con honores de Capitán, uso de uniforme y fuero militar. Murió menos de un año después.

La batalla de Talavera. Grabado de Theodore Yung en "Album de vingt Batailles de la Revolution et de l'Empire"

El Capitán descendía por parte de su madre, Isabel de la Vega Rangel, de uno de los linajes militares más importantes del siglo XVIII, el de los Cagigal de la Vega, cuyos orígenes se pueden trazar hasta el Excelentísimo Señor Don Antonio de la Vega Acevedo, bisabuelo de Isabel, que fue Teniente General de los Ejercitos españoles y murió en 1708 mientras era Corregidor de Ciudad Rodrigo (3). No sólo los hijos de éste, Antonio, Diego y Enrique, llegaron a ser oficiales de máxima graduación como su padre, sino que la hija, Ana de la Vega, nacida en Valle de Hoz (actualmente Hoz de Anero) y casada con don Juan de Cagigal y Salinas, licenciado en Derecho y abogado de los Reales Consejos, fue a su vez madre de distinguidos militares, entre los que destacaría el Teniente General Francisco Antonio Cagigal de la Vega, Gobernador de Cuba y, por un breve período, Virrey de Nueva España.

El Excelentísimo Sr. Don Francisco Antonio Cagigal y de la Vega, Gobernador de Cuba

La pertenencia a semejante estirpe no era algo baladí en el siglo XVIII  e incluso bien entrado el XIX (4). Esa condición no sólo le permitió a José Rafael Verdes Montenegro (al igual que a su hermano Tomás) acceder al ejercito con la condición de noble, como consta en su expediente militar, sino que, tras su muerte en 1819, le sirvió de aval a Juana de Mateo, su viuda, para intentar obtener para su primogénito, José, entonces de solo 5 años, la gracia de cadete menor y los beneficios económicos que llevaba consigo. Asimismo, su otro hijo, Francisco Javier, padre del socialista José Verdes Montenegro y Montoro, que ingresaría en 1838, con 22 años, en el Real Cuerpo de Guardias de la Persona de S.M. y sería poco más tarde nombrado secretario de dicho Cuerpo, apeló a su pedigrí militar para solicitar la Cruz de Caballero de la Real Orden Americana de Isabel la Católica, que obtuvo por decreto del regente, General Espartero, en abril de 1843, y la de Caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén, que pidió en dos ocasiones, primero en 1848 y luego, con motivo del nacimiento del futuro rey Alfonso XII, en 1858.

Antecedentes familiares en leyes y medicina

El Capitán Verdes Montenegro y de la Vega no sólo pertenencia, por su madre, a un ilustre linaje militar, sino que por el lado de su padre procedía de una familia con estudios universitarios en los campos del derecho y de la medicina y probablemente emparentada, como veremos luego, con los Verdes Montenegro de Sistallo, miembros destacados de la aristocracia administrativa borbónica durante el siglo XVIII. Su tío Manuel Verdes Montenegro, nacido en 1746 en Segura de León, una pequeña localidad de Badajoz perteneciente a la Orden de Santiago, estudió medicina en la Universidad de Alcalá de Henares y, tras acabar los estudios en 1775, ejerció como médico en su localidad de origen, donde se casó 1779 con una dama noble, Guiomar de Sousa Mascareñas, hija de Gonzalo de Sousa Mascareñas, Caballero del Hábito de Cristo. Por otra parte, el padre del Capitán, el licenciado Joseph Verdes Montenegro, nacido también en Segura de León en 1741, estudió derecho en la Universidad de Sevilla, donde obtuvo el grado de Bachiller en 1768.



Este personaje por sí solo daría para un relato. Entre 1768 y 1771, tras terminar los estudios en Sevilla, estuvo realizando, en despachos y juzgados de Cieza y Madrid, las prácticas legales preceptivas para poder examinarse de abogado ante el Colegio de Abogados y los Reales Consejos. Aun en prácticas, a mediados de 1771, el Br. Joseph Verdes Montenegro dirigió una petición al Consejo para que le permitiesen examinarse cuatro meses antes de cumplirse el plazo reglamentario de cuatro años desde la culminación de los estudios, alegando, por una parte, que el clima de Madrid estaba quebrantando su salud, y, por otra, que su madre viuda y sus hermanas necesitaban de sus cuidados. El Consejo, al parecer encontró, algo anómalo en la documentación que aportó junto con la petición, y solicitó a la Universidad de Sevilla que certificara el mes y año en que el candidato había recibido el grado de bachiller.

El Secretario del claustro universitario respondió el 31 de julio de 1771 certificando que el Bachiller Joseph Verdes Montenegro se había graduado el 12 de noviembre de 1768; es decir, un año después de lo que había declarado el candidato al Consejo. Estaba claro que había alterado el certificado original que le expidió la Universidad al culminar los estudios. El Consejo consideró gravísima esta conducta y en enero de 1772 da orden de que se busque y se ponga en prisión al Br. Verdes Montenegro. La historia, sin embargo, tuvo un final feliz, pues tras dos recursos de súplica presentados por el bachiller ante el Consejo, en el que alegaba no haber sido consciente de la gravedad de sus actos y rogaba humildemente el perdón, se le eximió de ingresar en prisión y se le admitió a examen de abogado, no sin antes obligársele a realizar prácticas por un período adicional de año y medio. Finalmente, aprobó dicho examen en julio de 1773.


Orden de búsqueda y captura contra el Br. Joseph Verdes Montenegro. Fuente: Archivo Histórico Nacional

Algunos años después, el ahora Licenciado Joseph Verdes Montenegro contrajo matrimonio con Isabel de la Vega y Rangel, natural del Alconchel, Badajoz, de quien ya hemos hablado y, en 1781 es designado por el Rey Carlos III, a propuesta del Duque de Béjar, para ocupar la alcaldía mayor de la Villa de Béjar, puesto para el que sería reelegido para un segundo trienio en 1784. Tras acabar ese segundo mandato, el último de sus destinos del que tenemos noticias es como Juez residente de Paradas, en Sevilla, cargo para el que fue nombrado en 1790 por Doña María Josefa Alfonso Pimentel, Condesa-duquesa de Benavente y Duquesa de Béjar, señora territorial de la villa.

La cuestión genealógica: entronque con los Verdes Montenegro de San Juan de Sistallo, Lugo

La cuestión del entronque de los dos hermanos Verdes Montenegro de Segura de León, a los que debemos añadir sus hermanas mayores, Isabel y Francisca, con los Verdes Montenegro de Sistallo plantea un problema bastante típico en la investigación genealógica: la insuficiencia de la información contenida en muchos registros parroquiales -especialmente los anteriores a 1750- para poder establecer una filiación completa. Gracias a los microfilms de los libros sacramentales de las parroquias de Nuestra Señora de la Asunción de Segura de León y Nuestra Señora de los Ángeles de Fuentes de León, facilitados por la Sociedad Genealógica de Utah, he podido, sin embargo, reconstruir al menos un relato parcial. Joseph y Manuel Verdes Montenegro eran, según sus partidas de bautismo, hijos de Silvestre Berde (o Verde), natural de Fuentes de León, Badajoz, y de Francisca Díaz Boza, nacida el 7 de octubre de 1707 en la vecina localidad de Segura de León. Al buscar la partida de bautismo de Silvestre Verde en los libros de Fuentes de León, encontramos que nació el día 19 de noviembre de 1700 y que era hijo de Antonio Berde (sic) y Antonia Martín(ez), sin que se indique ni el lugar de origen de éstos ni el nombre de los abuelos de Silvestre. Tampoco en la partida de matrimonio de Silvestre y Francisca, casados en Segura de León en 1720 se proporciona información sobre la naturaleza de los padres de los contrayentes.

La localidad de Segura de León en Badajoz, perteneciente al priorato de la Orden de Santiago
¿Por qué es relevante conocer el lugar de origen y la filiación de Antonio Verde, padre de Silvestre y abuelo de Joseph y Manuel? La respuesta es que, al examinar el árbol genealógico de los Verdes Montenegro de Sistallo encontramos que uno de los seis hijos de Don Bartolomé de Verdes y Doña Juana de San Jurjo se llamaba Antonio y fue exacto contemporáneo del Antonio Verde de Fuentes de León (5). De aquí se desprende que si pudiéramos demostrar la identidad entre ambos Antonios, se habría acreditado el entronque del linaje del Dr. José Verdes Montenegro y Páramo con el de los Verdes Montenegro de Sistallo.



La evidencia a ese respecto de momento es circunstancial. No sabemos dónde nació Antonio Verde, pero sabemos que no nació en Fuentes de León, donde sin embargo estaba ya asentado en febrero de 1689 y donde en 1697 se casó en segundas nupcias con Antonia Martínez, natural de Puentes de García Rodríguez, una localidad de Lugo perteneciente al Obispado de Mondoñedo y próxima a San Juan de Sistallo (6). Por otra parte, la omisión de apellido Montenegro de las partidas sacramentales de Fuentes de León y Segura de León y la supresión de la “s” de Verdes no es necesariamente un hecho contradictorio con la hipótesis que intentamos verificar si tenemos en cuenta que en las localidades pequeñas, y en el período que investigamos, a menudo los párrocos no eran particularmente cultos o minuciosos en el registro de los datos de los feligreses, y las omisiones y variaciones en la ortografía de nombres y apellidos eran frecuentes. Finalmente, los Verde de Fuentes de León y Segura de León debieron ser tenidos por hidalgos en esas localidades, pues de lo contrario es poco probable que los hermanos Joseph y Manuel Verde hubiesen podido enlazar con damas nobles como Doña Isabel de la Vega y Doña Guiomar de Sousa Mascareñas. Pero la conclusión final habrá de esperar a la localización de evidencia adicional y, en ese caso, será objeto de un nuevo artículo en este blog.

Carlos Olivo Valverde
Donostia, 14 de enero de 2017

El artículo es propiedad de su autor y no puede utilizarse sin citar la fuente


Notas:

(1) Por ejemplo, Gonzalo Díaz Díaz en Hombres y documentos de la filosofía española (vol. VII, CSIC, Madrid, 2003) refiriéndose a José Verdes Montenegro y Montoro afirma: “nuestro autor, a quien no debe confundirse, como ha ocurrido con frecuencia, con otro José Verdes Montenegro, primo hermano suyo, afamado tisiólogo […]”, p.817.

(2) Según su hoja de servicio, Don José Verdes Montenegro y de Mateo, padre del Dr. Verdes Montenegro, estuvo destinado en Valencia durante unos dos años, desde marzo de 1865 hasta julio de 1867, cuando se incorpora a la Administración Central de Correos en Madrid.

(3) Andújar Castillo, Francisco, El sonido del dinero. Monarquía, ejercito y venalidad en la España del siglo XVIII, Marcial Pons Historia, 2004.

(4) "El Clan Cagigal: un estudio sobre los militares profesionales en los siglos XVIII y XIX" en Rodríguez Pérez, Raimundo (compilador), Familias, jerarquización y movilidad social, pp. 159 y siguientes, Universidad de Murcia, 2010.

(5) Antonio de Verdes Montenegro, hijo de Don Bartolomé de Verdes y Doña Juana de Sanjurjo Montenegro debió nacer hacia 1660 en San Juan de Sistallo. Se le menciona en el testamento de su madre, Juana de Sanjurjo Montenegro, otorgado el 1 de marzo de 1667, y aparece junto con sus hermanos Don Pedro y Don Francisco en la lista de hidalgos exentos del pago de pechos en el Padrón Judicial de Goa y Sistallo de 6 de septiembre de 1688.

(6) Tampoco en esta partida de matrimonio se menciona el lugar de origen del contrayente, Antonio Berde, ni la identidad de sus padres. Sólo se dice que era viudo de Ángela Lorenzo.






No comments:

Post a Comment