Sunday, October 21, 2018

Breve historia genealógica de las Rojas

Índice


Presentación
Capítulo 1: Toña Rojas
Capítulo 2: Juliana Velázquez
Capítulo 3: los Romero
Capítulo 4: los Rojas
Capítulo 5: los padrinos de bautismo
Capítulo 6: María Dolores de Rojas
Capítulo 7: ¿eran las Rojas personas “blancas”?


Presentación


La idea de este relato es dejar testimonio escrito de los resultados de mi investigación acerca de la historia y la genealogía de las familias Rojas, Velázquez y Romero, de la isla de Margarita. Esa investigación me ha llevado a revisar de manera exhaustiva los libros parroquiales de la iglesia de Santa Ana del Norte, los cuales fueron microfilmados por la Iglesia de los Mormones en la década de los 90 y recientemente han sido digitalizados para su acceso por Internet. No obstante, las partidas contenidas en los libros no están indexadas -es decir, su contenido no ha sido volcado en registros que puedan ser explorados con un motor de búsqueda-, lo que implica que la búsqueda de personas debe hacerse mirando imagen por imagen y descifrando la en ocasiones difícil caligrafía de los párrocos.

Aunque empecé este trabajo en el año 2016, y pude encontrar entonces las partidas de bautismo de las hermanas Rojas, hijas de Antonia (Toña), llegué rápidamente a un punto muerto por desconocer el nombre de los padres de Antonia y el del padre de sus hijas. Sin embargo, a finales del año pasado llegó a mis manos, por intermedio de mi prima América Gil Villalba, un borrador manuscrito con un árbol genealógico de las hermanas que se remontaba a Juliana Josefa Velázquez, abuela materna de Toña. A pesar de que el borrador -elaborado por Rosa Rojas, nieta de Toña, y su hija Rosdely Lárez Rojas- no tenía indicaciones de fechas de bautismo o matrimonio, fue suficiente para reemprender la investigación con nuevos bríos.

El resultado creo que ha sido satisfactorio teniendo en cuenta las enormes dificultades que ha supuesto el mal estado de conservación de los libros de bautismo, defunción y matrimonio (los llamados libros sacramentales) de Santa Ana, sumado a la pérdida completa de algunos de esos libros y la frecuente rotura de páginas de los que han logrado sobrevivir. A todo ello hay que agregar que el contenido de los microfilmes de los mormones, con sus docenas de miles de imágenes, a menudo no guarda orden cronológico y contiene una mezcla de documentos de distinta época o naturaleza. He tenido, por tanto, que hacer un trabajo previo de catalogación y preparación de índices del contenido de los microfilmes que ha consumido, como mínimo, la mitad del tiempo dedicado a la revisión y búsqueda en sí de partidas de bautismo, matrimonio y defunción. Lo que sigue es una narración basada en lo logrado tras completar mi investigación.